¿SE JUSTIFICA LA MOVILIZACIÓN DEL 21 DE NOVIEMBRE?

Compartir

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por estos días se ultiman detalles para el paro nacional del 21 de noviembre. Diferentes sectores en el país se manifestarán para rechazar lo que han denominado el “paquetazo de Duque”, nombre que le pusieron a las medidas que prepara el Gobierno. Mientras tanto, el Mandatario colombiano asegura que no hay motivos para la movilización.

Más de 50 organizaciones sindicales han confirmado asistencia al paro del 21 de noviembre.

Decisiones políticas de gobiernos de diferentes ideologías han generado que la protesta social esté más vigente que nunca en América Latina, y Colombia no se queda atrás.

Si bien el gobierno de Iván Duque ha manifestado que se marchará bajo argumentos engañosos, el próximo 21 de noviembre, sindicatos, estudiantes y organizaciones sociales están listos para movilizarse.

De acuerdo con las agremiaciones que marcharán, el paro nacional que se prepara será para rechazar lo que ellos han denominado “el paquetazo de Duque”, nombre que le pusieron a las últimas medidas que prepara el Gobierno Nacional.

Estudiantes, campesinos, indígenas, docentes, mujeres y trabajadores, se movilizarán a nivel nacional para protestar contra las políticas e inminentes reformas impulsadas por el Gobierno, y ante el panorama violento que sigue cobrando la vida de líderes sociales, indígenas, niños y militantes del partido Farc.

 

En las agremiaciones que participarán del paro, se destacan, la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia (Anuc), la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), la Organización Nacional Indígena (ONiC) y la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles (ACREES).

Razones del paro

Para María Nelly Pulido, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Capítulo Huila, se trata de una masiva e histórica movilización contra ‘el paquetazo de Duque’, dentro del cual se encuentra la reforma laboral, la reforma pensional, el holding financiero, el derecho a la protesta, la Ley de Financiamiento, la eliminación de los intereses a las cesantías, el salario mínimo diferenciado por regiones y las privatizaciones que se vienen para el pueblo colombiano.

“En cuanto a la reforma laboral, rechazamos el 65% del salario mínimo para menores de 25 años. Estamos hablando también de la contratación por horas, no es posible que se acabe la estabilidad laboral y se contrate por horas, así nadie cubre salud ni pensión”, explicó la líder gremial, añadiendo que la reforma laboral agudiza la informalidad y motiva el crecimiento del desempleo.

Por otra parte, la reforma pensional, según Pulido, provocaría la desaparición de la pensión como derecho, privatizaría Colpensiones y eliminaría el régimen de prima media.

“Lo del holding financiero, la fusión de empresas privadas con las estatales, desaparece más de 20 mil empleos. Ahí entran 10 empresas estatales, entre estas Icetex, la Electrificadora del Huila, Colpensiones y Ecopetrol”, puntualizó la vocera de la CUT Huila.

Según los organizadores del paro, el Gobierno busca restringir al máximo la protesta social la cual es un derecho que hay que defender. También pretenden criminalizar y estigmatizar a los que protestan.

El senador del Polo Democrático Iván Cepeda, también respalda la movilización.

“Nosotros tenemos un derecho, nos quieren restringir el derecho a la protesta social. Con este paro se ha venido dando mucha deslegitimización, en algunos medios de comunicación y redes sociales se criminalizan las protestas y el movimiento social, sembrando el temor en los colombianos, cuando estamos haciendo una pedagogía de conciencia, indicándole al pueblo la situación del país y que debemos movilizarnos, hasta ahí no más”, dijo María Nelly Pulido.

Otras razones que motivaron el paro del 21 de noviembre, según un documento de la Escuela Nacional Sindical, tienen que ver con las privatizaciones, según organizaciones convocantes, el gobierno podría estar pensando privatizar Ecopetrol, ISA, CENIT, electrificadoras regionales y todas las empresas donde la participación del Estado sea inferior al 50%. El tema de la subasta del espectro radioeléctrico también entra en este punto.

En relación a la corrupción, aseguran que “al año en el país se roban 50 billones de pesos. Algunos ejemplos de la corrupción en el país son: Odebretch con la Ruta del Sol, Navelena, el carrusel de la toga, Reficar, Fedegan y la Universidad Distrital”.

También argumentan, lo que llaman “el tarifazo nacional”, es decir, el incremento de las tarifas de energía hasta en un 35% para los estratos 4, 5 y 6 en el país, con el fin de beneficiar a Electricaribe.

Finalmente, asocian como motivaciones, la reforma tributaria, que pretendería rebajar los impuestos a las grandes empresas y multinacionales e imponer más tributos a la clase media y a los trabajadores. Además, la exigencia desde ya de un salario mínimo “que permita tener una vida digna y que cubra la canasta familiar”.

Asimismo, cabe destacar, que el detonante del paro del 21 de noviembre, que promete ser masivo, es el incumplimiento de los acuerdos firmados por el Gobierno Nacional con Fecode, los trabajadores estatales y los estudiantes, además de los compromisos con el sector agrario y los indígenas.

“Un paro para desestabilizar al gobierno”

De otro lado, el partido de gobierno, en cabeza del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, se ha referido al paro convocado para el 21 de noviembre, como una estrategia para desestabilizar al gobierno, motivado por extranjeros.

“El paro convocado para el 21 de noviembre hace parte de la estrategia del Foro de São Paulo que intenta desestabilizar a las democracias de América Latina, secundado por grupos opositores cuyo propósito ha sido bloquear al gobierno del presidente Iván Duque”, expresó el exmandatario y jefe del Centro Democrático.

Marta Lucía Ramírez hizo un llamado “a no caer en la trampa de quienes buscan sembrar el odio y la destrucción”.

Uribe, en sus redes sociales, hizo el llamado para que “quienes están convencidos del paro, por razones que muchos no compartimos pero que se respetan, deberían aislar a los violentos y a los desestabilizadores de la democracia, extranjeros o locales”, además, a las autoridades para que tomen cartas en el asunto y no permitan que el derecho a la protesta social esté al servicio de los que ha llamado anarquistas internacionales, ni grupos violentos.

“Pedimos a las autoridades competentes la judicialización de los incitadores a la violencia, y en el caso de extranjeros que estos sean llevados a la cárcel o deportados”, escribió el senador.

Por su parte, el presidente Iván Duque, ha sido enfático en calificar de mentirosos los argumentos de los que organizan el paro.

“Dicen que el gobierno Duque está preparando un golpe a las pensiones. Mentiras, nuestro gobierno tiene claro que esa discusión la vamos a abordar también en la Mesa de Concertación, porque esa tiene que ser la posibilidad de toda la sociedad para que cerremos la brecha más grande, y es la brecha de falta de cobertura pensional”, aclaró el jefe de Estado durante un evento.

Se prevé que, en el departamento del Huila, el paro se focalice en Neiva, Pitalito, Garzón, La Plata y San Agustín, donde en mayor medida se encontrarán en las calles organizaciones sociales, sindicales, políticas, juveniles, indígenas, campesinos, etc, según dijo la presidenta de la CUT Huila.

LA NACIÓN 
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Compartir

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1